PESIMISMO NIHILISTA (por Fiera)

PESIMISMO NIHILISTA
(por Fiera)

El pesimismo es algo estrechamente ligado a las corrientes nihilistas, sin embargo este breve ensayo aborda mi propia perspectiva como individualista extremista y el peso que esta noción adquiere en mi vida cotidiana.

No voy a entrar a analizar en profundidad el nihilismo ni el pesimismo popular o “mainstream”, el cual es entendido, en términos generales, como una forma de quejarse por todo inútilmente, llorar desconsoladamente en una rabieta adolescente, vivir vegetando dentro de su propia burbuja igual que el resto del mundo vegeta en la suya propia.

Estos individuos han encontrado su identidad (más colectiva que individual) en llevar un “estilo de vida” o pensamiento que consiste en forzarse vivir en un estado permanente de “pena” y lamentos, siempre están deprimidos, sin fuerzas ni deseos para hacer nada.

Debido a su falta de instinto guerrero, pisotean su propio ego en pos de que “todo es malo” y todo les entristece, todo es inútil, desean morirse (sin embargo no se suicidan)… etc. Generalmente estos individuos llevan o han llevado una vida cómoda, donde nunca han debido pelear ni esforzarse por nada, y a la mínima oportunidad donde la situación se pone incómoda se hunden y se frustran.

Estos especímenes se generan e inducen estos sentimientos o emociones de forma forzada, incluso casi se podría decir que algunos se hacen adictos a este estado de animo que se auto-generan, buscándose constantemente nuevas razones (excusas) para no abandonar esa burbuja de miseria personal que ellos mismos se han construido en su manía por ser unos maricas depresivos y encajar en esa identidad social del pesimista marginado y eterno deprimido.

Esto no es nihilismo ni pesimismo, ni misantropía… esto es patético. En definitiva estos seres han encontrado bajo la etiqueta de nihilismo y pesimismo una excusa para ocultar su propia debilidad y cobardía.

El pesimismo del individualista extremista no nace a base de forzarse a uno mismo a pensar o sentir de tal o cual manera ni busca encajar o caerle bien a nadie, si no que procede de su propia naturaleza. El contacto con el mundo y su interacción con él, junto con su precepción afilada, despierta y realista de lo que le rodea son los que han forjado su espíritu, su forma de comprender lo que le rodea y actuar con ello. El tiene los pies en la tierra y no se busca excusas en la mierda que le rodea para comportarse como un niño insatisfecho por que la vida no resulto como esperaba.

Como nihilista pesimista comprendo que haga lo que haga no hay solución ni tengo capacidad de cambiar nada, a veces ni siquiera mi propia vida esta sujeta a mi voluntad, o al menos no en los términos que deseo. Sin embargo lejos de usar esto como una excusa para lloriquear y pudrirme en mi propia miseria lo convierto en mi arma.

Mi pesimismo se descarga en forma de incendio criminal, de balazos, de indiscriminadas explosiones, de paquetes bomba, de filosas y ofensivas palabras que cual cuchillos atraviesan y cortan la moral del pensamiento correcto, y al final es de esa forma que mi propio pesimismo, en quizas una contradicción, contribuye a cambiar mi propia percepción de mi propio ser, del mundo que me rodea, cambiando mi realidad,aunque ese cambio sea imperceptible para el resto, aunque nada haya cambiado de verdad, el mundo seguirá siendo el mismo aunque estallen 10, 20, 100 bombas mas, pero no así mi propia realidad, mi propio ser que se construye y evoluciona en base a las experiencias vividas.

Mi YO se funde con todas estas nociones cuando escribo estas palabras, cuando me preparo el cuerpo y la mente antes de cometer un nuevo atentado o cuando lo estoy llevando a cabo. Mis sentidos se hacen uno con el fuego, con la pólvora, con la sangre derramada. Al contrario que quienes se piensen que el pesimismo o/y el nihilismo consiste en convertirse en un ser amargado y estar consumido por el lamento, un títere o un despojo sin sangre en las venas ni voluntad, mi pesimismo no entiende de victimismos, no es un “incomprendido” y no pide (ni ofrece) compasión alguna. Y créanme cuando les digo que, incluso en mi más profundo pesimismo me rio como el demonio y me inunda un gozo tremendo cuando cometo alguna de mis fechorías, pero también ese gozo se traslada a mi vida cotidiana, incluso cuando ando camuflado entre la horda de borregos, ya que comprendo quién soy y por que hago lo hago. Incluso en ese momento, comprendo y siento que soy parte de algo más grande y al mismo tiempo estoy satisfaciendo a mis instintos y emociones mas egoístas.

De esta forma mi propio pesimismo se acaba convirtiendo en un motor que da fuerzas para seguir adelante, para seguir atravesando un camino incierto hacia lo desconocido, hacia la nada, aún sabiendo que haga lo que haga, no queda posibilidad alguna de “éxito”, de cambio ni de salir bien parado, y aún así llevarlo con la cabeza alta e incluso con placer y alegría.

Octubre de 2018
de Ajajema #6

Un comentario sobre "PESIMISMO NIHILISTA (por Fiera)"

  1. @Fiera–Se de que dices d como es esa peña que no tienen pasion, siempre están deprimidos. Aunque yo no voy mucho d casillas, si me considero un nihilista, pero como hace claro Renzo Novatore, “…yo no denunció la vida– la canto y la exaltó”. Novatore comprendía el Nihilismo como el rechazo de todo moralismo y autoridad que imponga en el mismo. Ese rechazo en contra del politicismo, la religión y moralidad ya eran presentes en las escrituras de Nieztsche pero en una forma más “light”. R. Novatore refino el nihilismo revolucionario como la raíz de todo anti-autoritarismo y espíritu libert@rio luchador.
    Yo previamente he estado en un grupo en feisbuk de corriente nihilista pero más así de forma ascética y yo me salí aunque no de mala gaita ni na asi, xq personalmente no me enrollo muy bien con peña que no tienen pasión y que siempre están deprimidos. El nihilismo pesimista que yo vivo es uno que ha quedado en mi desde mis días adolescentes cuando siendo muy punk, aunque à ese tiempo no había refinado esos pensamientos aunque fue exponido a ideas nihilistas y perspectivas @-individualistas pero en esa “escena” de xente a tod@s teniamos la comunalidad de tener pasión por la vida y la libertad o sea que es más que conmigo, el NIHILISMO es la gasolina de mi PASION, no el matador d ello.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s