Renzo Novatore – Anarquista Alegal (por Daniel Giraud)

Renzo Novatore – Anarquista Alegal
(por Daniel Giraud)

[Nota histórica: Daniel Giraud es un poeta libertario, traductor de los textos chinos (en particular, los escritos de Li Po) y el autor de varios libros provocativos, incluido La Alquimia de las Palabras y Friedrich Nietzsche: Ditrambo o Dioniso el Crucificado. Este homenaje a Renzo Novatore fue escrito en Francia en 1967.]

Hay varios tipos de hombres, pero se puede hacer una distinción directa entre los que “son” y los que quieren “ser”… Los primeros viven del día a día y solo se preocupan por “entenderse” a sí mismos después de “ser”… Los últimos no escatiman esfuerzos para afirmar de manera perentoria el fundamento de sus doctrinas. Solo en las circunstancias más favorables se inclinan a poner en práctica sus teorías. No realizan el acto de forma natural antes de reflexionar sobre él, sino que lo definen antes de realizarlo.

Renzo Novatore (Renzo Ferrari) favoreció la espontaneidad y la violencia característica de Martucci (Enzo da Villafiore). No se preocupó por “poner en práctica el anarquismo”, sino que “estaba” en armonía consigo mismo (por lo tanto, en desarmonía con el mundo) y no tenía ningún escrúpulo ético o filosófico al respecto.

Con realidades suspendidas y verdades difíciles de encontrar, las metas son ilusorias y Novatore no creía en un cambio hipotético en el hombre y la sociedad. Solo los caminos que conducen a una meta ilusoria -los cuales pierden su función de “meta” porque aparentan ser algo inaprensible- a veces pueden parecer verdaderas y, de hecho, el enfoque puede ser una fuente inagotable de verdad.

En noviembre de 1922 el “ilegalista” Renzo Novatore sucumbió a las balas de los carabinieri1 cerca de Arcola después de una vida llena, o más bien fértil, de aventuras de todo tipo. La muerte es dulce cuando se ha vivido intensamente. Algunos logran una vida intensa mediante el cambio, los viajes, la locura, la creatividad o incluso mediante sueños e imitaciones. Otros, más impulsivos, buscan aventuras sangrientas, el asesinato está en su camino… pero ¿qué importa? Si la elección es voluntaria y el criminal está solo “no hay inocentes”, sólo marionetas para eliminar si bloquean su camino (¿no es así: ¿Larcenaire2? ¿Bonnot3?) hacia la cima de la montaña donde Zaratustra-Dioniso rugen a la vida…

Novatore no tenía la moralidad de un esclavo y se sorprendería con las exclamaciones indignadas de hoy de los débiles pacifistas-humanistas. Los cascos azules de los soldados de la ONU y los sombreros grises del Ejército de Salvación proliferan bajo las promesas de desarme y las negativas anestésicas de los Soberanos Pontífices. La aparente paz es un signo del tiempos. Hoy en Francia no morimos de bombardeo, estallamos de asfixia, es menos vistoso y más magnánimo…

Para Novatore, la libertad era espontaneidad. La decadencia precipita catástrofes y destrucción. El mundo decae con más y más bombas, desastres y explosiones porque el progreso = el final del camino. Nuestra civilización ya no se tambalea al borde del desastre: se derrumbó hace mucho tiempo y solo el cadáver sigue tambaleándose, su exterior oculta el vacío interior. Los peligros del medio ambiente están en sus raíces y la primera guerra nuclear lo derribará de una vez por todas.

Todo esto es bastante normal y está en el orden de las cosas. El mundo está ocupado por cadáveres que no se conocen a sí mismos y que fingen vivir jugando con fósforos encendidos como niños pequeños. Mientras esperas escucha a Renzo:

¡Escuchen, escuchen! ¡Es el rugido penetrante de mi risa salvaje que retumba en lo alto, en las alturas!4

Pero los zombis no pueden oír y las balas de los carabinieri son mi fin…

Mayo 1967
de Minus One #31, 1973

1El Arma de Carabineros, anteriormente denominado Cuerpo de Carabineros, es un cuerpo de Gendarmería y un organismo de seguridad del Estado italiano. (N.T)

2Pierre François Lacenaire (20 de diciembre de 1803 – 9 de enero de 1836) fue un asesino y poeta francés. Para Baudelaire, Lacenaire fue “un héroe de la vida moderna”. Dostoievski leyó el sumario del caso Lacenaire, un material que le sirvió para Crimen y castigo. (N.T)

3Jules Joseph Bonnot fue un anarquista francés. Fue el líder de la “Banda de Bonnot”, un grupo ilegalista que multiplicó los atracos y los homicidios entre 1911 y 1912. (N.T)

4En el Reino de los Fantasmas, 1921 (Escirto bajo el pseudónimo de Brunetta la Incendiaria). N.T

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s