Controversia Individualista (por Enzo Martucci)

Controversia Individualista
(por Enzo Martucci)

nota: Para Emile Armand un individuo no debería romper un acuerdo sin el consentimientos de los acordados (ética); Martucci sostiene que esa idea es una restricción a la libertad individual – si uno tiene la fuerza o el poder, por beneficio o interés, de asociarse y acordar con otros individuos debería también poder, por beneficio o interés, abandonar dicha asociación o romper dicho acuerdo. Esta es una correspondencia de 1946 que gira en torno a este tema.

Mi querido E. Armand,

…En lo que a mí respecta, comparto plenamente la concepción anárquica de Novatore. Nuestros individualismos eran iguales. Con una sola diferencia. Para Novatore, la actitud individual de rebelión permanecería eternamente como prerrogativa de una élite de tipos excepcionales y no podría generalizarse porque las masas siempre serán gregarias y la historia siempre se desarrollará por igual. Yo pienso, al contrario – que la experiencia, pasada y presente, sólo puede hablarnos sobre los hombres y el espacio de tiempo que abarca, pero no puede hablarnos sobre el futuro. No hay nada que pruebe que no pueda producirse un resurgimiento de esta tendencia a la libertad innata en todos los hombres, hasta ahora sofocada por la acción soporífera de las religiones y la moral. Tendríamos la Anarquía universal, donde los individuos, libres de todas las restricciones espirituales y materiales – y sin poder vivir en absoluta soledad – desarrollarían nuevas relaciones, afirmándose en todo tipo de formas y basándose en necesidades, instintos, sentimientos e ideas que se manifestarían sin restricciones. El equilibrio entre estos hombres libres no podía ser determinado por el amor como enseñaron los anarquistas cristianos (Tolstoi) o cristianizantes (Kropotkin, Malatesta, Gori, etc.), porque es imposible que un solo sentimiento pueda dominar a todos los demás. Este equilibrio tampoco podría ser establecido por una moral utilitaria (Benjamin Tucker, E. Armand), porque es igualmente imposible que todos los individuos, que piensan y sienten de manera diferente, acepten la misma regla de conducta. El equilibrio, en mi opinión, solo puede resultar de la fuerza. Cada individuo, habiendo conquistado su propia libertad, desarrollará tanto como sea posible sus fuerzas para preservarla. Sin embargo, cuando todos son fuertes, todos se respetan porque todos se temen y solo enfrentan el peligro de la lucha en casos excepcionales, mientras que en otros casos prefieren la armonía, especialmente porque pueden hacerlo de diversas formas que se adapten a los diversos temperamentos y necesidades del individuo. Como ves, no niego el acuerdo, no niego la asociación, siempre que sea voluntaria y revocable. Por eso no acepto tu punto de vista. “No ruptura unilateral del pacto”. Creo que le corresponde al individuo permanecer en la asociación mientras le resulte útil o agradable quedarse allí y peligroso dejarla, pero cuando quiera dejarla, podrá hacerlo, aunque los demás quieran frenarlo. De lo contrario, si necesito el consentimiento de los demás, ¿dónde está mi libertad?

Sin embargo, si mi salida inesperada causa daño a mis asociados, los indemnizo o hago un acuerdo con ellos de alguna manera. ¿Es así, creo yo, como lo ves?

Enzo Martucci
Florencia, Agosto de 1946.

Un comentario sobre "Controversia Individualista (por Enzo Martucci)"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s