Editorial #9 (Dardi)

Editorial#9
(por Dardi)

«Es necesario darle a este choque una ‘nota de eternidad’.»
Gunther Anders[1]

Han pasado más de tres cuartos de siglo desde que dos ciudades fueron arrasadas por la conflagración de una bomba atómica. No es mucho, quizás algunos aún lo recuerden, pero parece que el eslogan «Hiroshima está en todas partes» es difícil de entender profundamente. en todo lo que implica, más que nunca, tan contemporáneo.

Terminada la «guerra fría», ¿La historia no estaba concluida?  ¿El escenario global no se había estabilizado en un estado de paz perpetua, dejando fuera alguna «escaramuza» todavía ocurriendo en el «sur del mundo»?  La amenaza de una nueva guerra en Occidente parecía haber desaparecido, ¿O me equivoco? Parecía que la rivalidad militar entre los grandes bloques de poder ya no era tan explícita y comparable a la del pasado. Todo parecía evitar una situación de guerra directa entre varios estados. Al menos hasta hace dos meses. Ahora bien… Ahora bien… La situación quizás se les haya ido un poco de las manos. A pesar de esto, porque preocuparse por los arsenales atómicos, en el fondo no hay motivo para usarlos. ¿Qué importa que las armas nucleares continúan presentes, aumentadas, renovadas, modernizadas? De modo que, gracias a algunas innovaciones técnicas, no solo es posible una mayor velocidad en el transporte de las ojivas, sino que además la inteligencia artificial en este campo ha sustituido al humano. ¿Quién puede negarse a disparar artillería letal cuando quien toma la decisión es un algoritmo?

Al parecer, desde que este asqueroso torturador del KGB está en el poder, se ha autorizado la construcción de misiles nucleares, torpedos nucleares transoceánicos, misiles hipersónicos y armas nucleares de baja intensidad. ¿Realmente se puede descartar que el único propósito de este armamento sea la disuasión? El sentido común lleva a cada individuo racional a ser escéptico ante las amenazas planteadas por los representantes del estado ruso con respecto a la utilización de armas nucleares. En efecto, ninguno de los lados tendría que ganar. Pero, en el fondo, ¿quién esperaba que los cientos de miles de soldados rusos desplegados en la frontera con el territorio del Estado ucraniano la cruzaran para llevar a cabo una invasión “a la vieja manera”? Las señales estaban claramente presentes, dada la guerra que durante ocho años hizo estragos en los territorios de Donbass. Hubo alarmas pero, ¿realmente fueron escuchadas? ¿Cuánto crédito se le dio? Quizás una escalada del conflicto hasta el punto de considerar una guerra total no se descartaría del todo. El estado ruso, además, no es el único que dispone de un arsenal nuclear; ¿quién dice que en un hipotético escenario apocalíptico el propio zar el primero en apretar el botón rojo? ¿Quizás el mal necesario que hizo capitular a Japón en el 45′ podría ser considerado por la OTAN como la única solución posible para frenar el mal absoluto de hoy?

Como persona razonable, creo que es mucho más probable que todo esto no suceda. Independientemente de esto, incluso una pequeña posibilidad de que ocurra un desastre hace que la catástrofe esté presente en cada momento de mi vida. Presente en bases militares llenas de armamento a pocos kilómetros de mi casa. Como toda central nuclear, todo depósito de escoria, toda repugnante nocividad me pone en presencia de un trágico final. ¿Cómo lidiar con la amenaza permanente de eliminación no solo mía, sino de todo mi mundo? ¿Qué acciones podrían resultar excesivas en respuesta a la amenaza de aniquilación total?

de Dardi #9

[traducido por Clave de Fa durante el 2022]


[1] Günther Anders (12 de julio de 1902 – 17 de diciembre de 1992 Viena, Austria), importante filósofo e intelectual polaco de origen judío. (Fuente: Wikipedia). Nota de traducción

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s